¿Por qué pensar en eficiencia energética es una estrategia ganadora?

Martes 19 de junio de 2018

La eficiencia energética es clave para nuestra industria, desde el sector se viene trabajando para que los equipos sean cada vez más eficientes en su uso y función.

El parque de ascensores de C.A.B.A. tiene un promedio de más de 40 años de antigüedad, con lo cual, muchos de ellos aún poseen una tecnología que no contempla una política de ahorro que incorpore una Clase de Eficiencia Energética A o B.

De acuerdo al Consejo Mundial de la Energía, “Las mejoras en eficiencia energética se refieren a la reducción de la energía utilizada para un determinado servicio (calefacción, iluminación, etc.) o nivel de actividad. La reducción en el consumo de energía se asocia generalmente a cambios tecnológicos, pero no siempre, ya que también puede resultar de una mejor organización y gestión o de cambios de comportamiento (factores no técnicos)” (2010: 8). En algunos casos, debido a las restricciones financieras impuestas por los precios de la energía, los consumidores pueden reducir su consumo mediante la disminución de algunos servicios que ofrecen ciertos artefactos eléctricos (por ejemplo, restringiendo la temperatura de confort en los espacios). Aunque este decrecimiento del consumo de energía eléctrica no se traduce necesariamente en una mayor eficiencia energética total de la economía y son fácilmente reversibles, estos cambios no deben asociarse con la eficiencia energética.

Santiago Tentori, de la CAFAC, Cámara de Fabricantes de Ascensores y sus Componentes, y director del ITEEA, explica “Uno de los costos importantes de un consorcio es el consumo de energía eléctrica y dentro del consumo el ascensor forma una parte interesante. Por ejemplo, dentro de un plan de adecuación propuesto está considerado el cambio de los controles y la actualización de la tecnología del ascensor, el cambio de iluminación, y el corte del ventilador cuando el ascensor no se usa, que haría que el costo de las expensas baje. Todos estos ítems deben formar parte del plan de adecuación integral”.

El Consejo Mundial de la Energía plantea que la eficiencia energética es la estrategia correcta para abordar simultáneamente una variedad de objetivos, incluyendo la seguridad del suministro energético, el cambio climático, la competitividad, la balanza comercial, la menor necesidad de inversión y la protección del medio ambiente.

En síntesis, las razones que impulsan la búsqueda de la eficiencia energética pueden sintetizarse en dos aspectos:

- Desde el punto de vista económico, la eficiencia energética permite reducir el importe de las facturas de servicios de energía eléctrica.

- Desde el punto de vista ambiental, el menor consumo de energía disminuye el requerimiento de combustibles fósiles utilizados en la producción de energía, reduciendo de este modo las emisiones de gases contaminantes al medio ambiente y al efecto invernadero que estos gases generan.

Fuente: Revista Administración Pública y Sociedad.